martes, 12 de agosto de 2008

SUICIDA

Recuerdas cuando dije que te amaba,
que tu amor para mi era diferente,
cuando vivir a tu lado yo anhelaba,
ignorando que te irías de repente.
Yo te quise mujer con insistencia,
aunque la razón me gritaba, abstente,
por el dolor que me daría tu ausencia.
Hoy que solo camino por la vida,
y en el mundo me siento tan perdido,
sin anhelo sin amor y el alma herida,
a Dios le pido que me de el olvido,
de la mujer que resultó, suicida.

DIVINA ILUSIÓN

Hoy he vuelto a sentir de mi amor, la mujer,
ya he vuelto a sentir tus labios en mi piel,
y a probar de tus besos el sabor a miel,
¡Estar a tu lado es volver a nacer!

Hasta los pájaros, de pronto han callado,
al escuchar del viento el arrullo.
Me siento distinto al saberte a mi lado,
y un te quiero te quiero, en tu oído murmullo.

Mi alma dormida, languidece en el nido,
ya todo en mi entorno se ve diferente,
desde ahora mi amor será permanente,
la tristeza por siempre, ya ha partido.

Conmigo la vida se ha congratulado,
ya te tengo ahora por siempre a mi lado,
y si en este instante mi amor, yo me muero,
arriba en el cielo por siempre te espero.

LA VIDA PASA

Se bien que la vida pasa,
que el tiempo nunca regresa,
como tú, fiel feligresa,
que tu fe no te traspasa.

Si la dejaras en casa,
y no hicieras un sainete.

Mira que no soy juguete
porque veo en tu mirada,
que vives enamorada,
de pasión, que te acomete.