viernes, 10 de octubre de 2008

HISTORIA SIN FINAL


Les quiero contar la historia
de una historia sin final,
de un par de adolescentes,
como tantos en el mundo;
que dijeron eran novios
y tomados de la mano,
se besaban en lo oscuro.

Era un amor de estudiantes,
sin compromiso alguno
y sin saber qué era un noviazgo,
ellos, ya creían tener alguno.

De pronto todo acabó
y cada uno con su vida
y uno con su cada cual.
Hoy por cosas de la vida
mira, se volvieron a encontrar,
cuatro décadas más tarde,
cada uno con su historia
y una historia sin final.

Quisieron cerrar el ciclo
y esa historia terminar.
Dicen que fueron amantes
perdidos en alta mar,
sin brújula y sin destino,
perdieron de vista la playa
y se cansaron de remar...

Cuentan los que supieron
que cuatro décadas después,
ella no era la dulce y frágil,
ni él, el tímido e ingenuo,
ni ella la muñequita
ni él adolecente quimero;
y aprendieron su lección.
¡No se puede ser amantes,
sólo para escribir un final!

domingo, 5 de octubre de 2008

NIÑA MUJER

¿Sabes por que me acuerdo de ti?
Porque cuando vi tus ojos la primera vez,
en ellos vi hasta el fondo de tu alma,
vi tu alma de niña y tu cuerpo de mujer.

Y cuando te tomé por la cintura,
sentí en mi cara tu aliento,
y la frescura de tus labios rojos
invitándome a pecar.

Y pecamos juntos por primera vez,
nos bebimos ambos el néctar del placer,
y pecamos juntos una y otra vez.
¡Pecadores fuimos por puro placer!

Desde entonces cuando veo unos ojos,
recuerdo tu alma de niña y cuerpo de mujer.
Quisiera volver a verte un instante
y al menos tu nombre, poder conocer.